Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin comentarios

Iniciación al huerto urbano

Iniciación al huerto urbano
admin
  • El 12 septiembre, 2016
  • http://www.planteaenverde.es

No te centres en un solo cultivo, es preferible probar con poquitas plantas, pero de 4-5 cultivos diferentes

Septiembre es un mes parecido a Enero, un mes en el que nos planteamos nuevos cambios y retos. Empezar un huerto en casa puede ser uno de ellos.

¿Por qué tener un huerto en casa?

Echemos un vistazo rápido a los beneficios que te puede aportar un huerto en casa.
  • Reduces tu huella ecológica
  • Te reconecta con la naturaleza
  • Te ayuda a hacer algo de ejercicio y a pasar un rato al aire libre
  • Aumenta tu consumo de frutas y verduras ecológicas
  • Ayuda a aliviar el estrés
  • Es un continuo aprendizaje
    Así que, ya estés buscando un hobby nuevo para desconectar un par de horas a la semana, disminuir la huella ecológica de tu plato de comida o favorecer que los peques de la casa se acostumbren a comer más verde, el huerto es una buena solución. Empezar un huerto no es complicado, pero si puede ser abrumador si empiezas desde 0. No te preocupes, engancha, y poco a poco verás cómo le vas cogiendo el truco.
    tomato-1279679_1280
    Lo primero de todo, mucho relax, porque si algo va a ocurrir es que cometerás algún que otro fallo, es normal, todos los hacemos cuando empezamos algo nuevo y diferente. Es más, estos fallos se pueden convertir en algo muy positivo si lo conviertes en un aprendizaje. Como en cualquier aspecto de la vida, los batacazos son una forma excelente de aprender.
    Pero hay algunos fallos que te puedo ahorrar de entrada (para eso estoy aquí). Estos fallos son los más básicos y a la vez más gordos que puedes cometer a la hora de empezar un huerto urbano, curiosamente, también suelen ser los más habituales. Curiosamente, son muy fáciles de evitar con estos 5 consejos que te voy a dar.

    5 consejos para empezar un huerto en casa:

    1.Planta variadito
    No te centres en un solo cultivo, es preferible probar con poquitas plantas, pero de 4-5 cultivos diferentes. De esta forma, aumentarás tus probabilidades de éxito y te irás acostumbrando a los diferentes ritmos de las plantas sin agobios.
    2.Planta cosas que te gusten
    Obvio ¿Verdad? Pues no veas la de veces que me encuentro con personas que plantan rábanos aunque no les gusten, o remolachas cuando nunca antes las han probado. Una de las cosas más maravillosas que tiene el huerto es que te empuja a desarrollar la creatividad en la cocina, buscando nuevas formas de preparar las verduras o probando cosas nuevas, pero todo eso llega con el tiempo. No seas ansias, es mejor empezar con cultivos que consumas de forma habitual y que te encanten, para así mantener el entusiasmo.
    3.Busca la luz
    Puede parecer obvio pero la luz es indiscutiblemente el factor más importante en el crecimiento de las plantas. Para la mayor parte de los cultivos la regla “cuanta más luz mejor” se aplica. Aplicando sencillos trucos, cómo orientar el huerto hacia el sur y asegurarse de colocar las plantas más altas en la cara norte para evitar que proyecten sombras sobre los cultivos más bajos, conseguiremos plantas más vigorosas y cosechas más largas. Busca el lugar donde haya luz directa, un mínimo de 4 horas para cultivos de hoja y raíz, y 6 para cultivos de fruto.
    4.Piensa en el futuro, las plantas crecen
    Cuando se siembra o trasplanta un cultivo, a veces cuesta imaginar el tamaño de la planta adulta, pero es 100% obligatorio intentarlo, porque si no cuando crezcan no tendrán el espacio necesario y empezarán a competir por los nutrientes, la luz y el agua. Tendemos a plantarlo todo muy apretujado. Investiga un poquito el volumen de maceta necesario para tus plantas y la separación entre ellas antes de empezarlas a plantar. En este post
    5.Adáptate al clima y temporada
    No son las plagas, ni la falta de abono, el principal motivo por el que una planta muere es sembrar y plantar fuera de tiempo. Yo también le resté importancia al principio, con resultados catastróficos. Cuando sembramos antes o después del momento ideal, la planta se va a enfrentar (tarde o temprano) a unas adversidades climáticas para las que no está preparada. Es cierto que hay formas de “crear” estas condiciones para que esté a gusto en un clima que no es el suyo, como utilizando invernaderos. Pero esto es algo que te recomiendo dejes para más adelante, cuando ya le tengas bien pillado el truco al asunto. De momento y para empezar, sigue escrupulosamente las indicaciones del paquete de semillas, o puedes consultar cuando lo necesites este calendario de siembra mensual. Guárdatelo en el marcador y revísalo cuando estés pensando en plantar algo nuevo en el huerto. Pero sobretodo, disfruta, disfruta mucho de todo el proceso. Y si crees que necesitas un poquito de guía extra, esta guía para empezar un huerto en casa te puede servir de ayuda. Contiene el paso a paso, la resolución a las dudas más típicas, todo para que puedas empezar.
  • Envía tu comentario