Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin comentarios

Unión Europea busca reducir el azúcar en alimentos para bebés | Essencialis

Unión Europea busca reducir el azúcar en alimentos para bebés
admin

Limitar el consumo de azúcar a menos del 10% de la ingesta calórica total forma parte de una dieta saludable

El pasado mes de enero el parlamento europeo bloqueó un proyecto de ley que mantenía la normativa del máximo porcentaje de azúcar en comida de bebés (podéis ver esta información en la página original del Parlamento en este enlace)

La UE permite, en estos momentos, que los alimentos destinados a los niños contengan hasta un 30% de azúcar, lejos del 10% de máximo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según la OMS, para una alimentación sana en lo que se refiere al azúcar se debería “Limitar el consumo de azúcar libre a menos del 10% de la ingesta calórica total forma parte de una dieta saludable. Para obtener mayores beneficios, se recomienda reducir su consumo a menos del 5% de la ingesta calórica total.” (podéis ver esta información original en la web de la OMS aquí ).

sucre

El eurodiputado ecologista británico Keith Taylor, autor de las objeciones del Parlamento Europeo al proyecto legislativo votado en el pleno de la semana pasada, reclama que la Comisión Europea retoque su propuesta y garantice una reducción drástica del contenido de azúcar en los alimentos para bebés. “La obesidad es el mayor problema para la salud que afrontamos en el siglo XXI, ¿queremos que nuestros bebés sean unos golosos?”, puntualiza Taylor en una entrevista sobre alimentación sana.

Comida limpia y básica para los niños, es sencillo

La Comisión tendrá que presentar nuevas propuestas que reflejen mejor la resolución del Parlamento. Según declara el eurodiputado verde británico Keith Taylor en una entrevista en la web del Parlamento Europeo: “Lo que queremos es comida limpia y básica para los niños. No tiene nada de complicado. Espero que incorporen las opiniones del Parlamento y, como eurodiputado, lo seguiré muy de cerca y si es necesario volveré a rechazarlo. Hubo una mayoría clara a favor de echarlo para atrás, que es lo que ocurrió”.

Envía tu comentario